Comportamiento y cultura en HSE-Q

Intervención de la cultura y el comportamiento en HSE-Q

¿Por qué a pesar de las grandes inversiones para mejorar los procesos y el comportamiento aún no existe la cultura de prevención deseada?

Son muchas las organizaciones que tienen como meta cero accidentes, cero emisiones y cero defectos. Y mientras avanzan en la búsqueda de sus objetivos intermedios, se hacen la anterior pregunta, porque sienten que algo está faltando para que los resultados sean sostenibles.

Es cierto que los sistemas de gestión y la tecnología del comportamiento han hecho importantes aportes a la cultura preventiva, pero no logran los resultados deseados, porque su gestión se ha focalizado en los aspectos observables de la realidad (procesos estandarizados) y se ha dejado de lado, o tocado de manera superficial la gestión de las interacciones (cultura) y la intervención de los modelos mentales (conciencia) en los diferentes roles de la organización. El enfoque de intervención que aquí se propone se basa en una mirada integral de la realidad laboral, que articula lo que se hace en los comportamientos y los sistemas (realidad objetiva) con lo que se hace en la conciencia y la cultura (realidad subjetiva).

Numerosos auditorias en HSE-Q han demostrado que la efectividad de los sistemas de gestión no está dada en función de los elementos y herramientas que contiene, sino del contexto cultural en que éstas se aplican. Es la percepción de la gente acerca de dichos elementos lo que determina su eficacia o inoperancia.

 

Beneficios del proceso

  • Tendrá un diagnóstico cualitativo de la cultura actual de HSE-Q, a partir de los valores y capacidades culturales que son importantes para los resultados que se buscan.
  • Conocerá las principales brechas que están inhibiendo el paso a un nivel de conciencia superior en materia de HSE-Q.
  • Tendrá claridad sobre los comportamientos del líder que favorecen los objetivos de HSE-Q y el estado actual de los mismos.
  • Sabrá cómo lograr el compromiso de las personas para reducir al máximo los defectos, los accidentes y las contaminaciones al ambiente.
  • Aprenderá herramientas de coaching que ayudan a examinar los modelos mentales que originan los comportamientos a riesgo.
  • Contará con un grupo de observadores competentes, desde el hacer y el ser, para observar y proalimentar los comportamientos a riesgo.
  • Conocerá un abanico de opciones para hacer seguimiento a los comportamientos críticos de los líderes.
  • Sabrá que hacer para que la gente se comporte dentro de los estándares de HSE-Q de manera sustentables en el tiempo.