Formación de formadores y agentes de cambio

Un nuevo enfoque para formar formadores y agentes de cambio

¿Cómo lograr que los formadores internos le agreguen valor a los resultados de los procesos críticos y al aprendizaje organizacional?

El dinamismo de los mercados actuales, donde el cambio es la constante, demanda que las acciones de entrenamiento y formación sean mucho más continuas y se puedan realizar en el menor tiempo posible sin afectar la calidad de las mismas. La mayoría de tales entrenamientos están orientados a dar respuesta a los procesos que son críticos para los objetivos del negocio y también a las necesidades locales de las áreas o puestos de trabajo. Por ello hoy más que nunca, se requiera del apoyo de facilitadores internos con competencias para la enseñanza, pero también para movilizar el cambio y definir las prioridades.

El proceso de formación de formadores y agentes de cambio se soporta en los nuevos enfoques de aprendizaje organizacional que invitan a pasar rápidamente del simple conocimiento a la acción. Con este propósito se les habilita para elaborar proyectos de formación alineados con los objetivos de los procesos críticos y con las competencias que se desean desarrollar en la gente. Los formadores también aprenden a identificar y priorizar las brechas de aprendizaje mediante técnicas que propician la participación y el consenso con la población a formar; aplicar herramientas que les ayuda a volver significativo el aprendizaje para el otro y a diseñar los módulos con criterios de calidad. Por último se les habilita para hacer gestión al aprendizaje y medir su impacto.

 

Beneficios del proceso

  • Logrará tomar mejores decisiones en materia de formación con el apoyo de facilitadores que saben ir al grano sobre lo que se requiere aprender.
  • Disminuirá significativamente lo que está pagando por los programas de entrenamiento y al tiempo obtendrá los resultados que desean.
  • Podrán llevar a cabo un conjunto interconectado de proyectos de entrenamiento al tiempo que los formadores y agentes de cambio se van formando, logrando un retorno rápido de su inversión.
  • Contarán con un equipo de formadores y agentes de cambio que saben identificar las competencias críticas a mejorar y dónde se encuentran las principales brechas.
  • Descubrirá una poderosa estrategia para conectar a los jefes de área o proceso con los proyectos de entrenamiento y lograr su apoyo.
  • Los formadores transitarán por la ruta más segura para lograr el aprendizaje que la organización requiere en el marco de la estrategia y recoger la información relevante que les permite medir el impacto de su acción.