Formación en liderazgo transformacional

Desarrollo de habilidades para gestionar la estrategia, los compromisos, la cultura, sobre la base de gestionarse a sí mismo.

¿Cómo generar contextos relacionales de alta confianza para lograr resultados extraordinarios?

El trabajo de los líderes de la organización actual no solo tiene que ver con temas del hacer sino especialmente con temas del SER, que se expresan en competencias para gestionar la estrategia, los compromisos, y de la red de relaciones, sobre la base de gestionarse a sí mismo. Este giro de lo que caracteriza la gestión del líder se puede dar gracias a un aprendizaje de carácter transformacional, que toca el ser que somos y permite influir favorablemente en los sistemas de los que participamos, para conseguir resultados extraordinarios.

El liderazgo transformacional no es una moda, es un aprendizaje que nos conecta con un sistema más grande del que estamos acostumbrados a gestionar. Es un desafío que hay que encarar para poder ser partícipes de la creación de empresas más innovadoras, competitivas, conscientes y saludables. Este liderazgo demanda aprendizajes que, por su profundidad, nos hace mejores seres humanos y nos llena de recursos para cambiar el lugar interior desde el cual operamos.

Estos aprendizajes están basados en principios universales del liderazgo como la integridad y la confianza, que se perdieron en la era industrial y que hoy son indispensables para que el líder logre ser un observador más consciente de sí mismo y de los fenómenos humanos y para que pueda actuar de acuerdo con su centro interno de decisiones.

 

Beneficios del proceso

  • Contarán con herramientas clave para gestionar la estrategia, los compromisos, la cultura y los resultados, sobre la base de gestionarse a sí mismos.
  • Lograrán una alta competencia en la coordinación de acciones y en la gestión de los compromisos.
  • Sabrán hacer conversaciones para resolver un problema de desempeño, para conectar a su gente con sus proyectos y aspiraciones y para saber que hacer frente a un quiebre de confianza.
  • Lográn fortaleza emocional para relacionarse con la incertidumbre y las paradojas.
  • Lograrán mayor competencia para la auto-observación y hacer un diálogo productivo con sus voces internas.
  • Tendrán una competencia básica para innovar con otros, movilizar recursos y generar nuevas prácticas.
  • Lograrán esuchar no solo a nivel empático sino también a nivel generativo.
  • Tendrán herramientas para autorregular sus emociones y para comprender y contener las de los demás.
  • Mientras aprenden están trabajando en dos proyectos totalmente interconectados: uno enfocado en su mundo exterior, que tiene que ver con saber gestionar las estrategias, los proyectos, los procesos y los resultados, y otro cuyo objetivo es su mundo interior, relacionado con el desarrollo de su conciencia, desde donde logrará influir en la cultura organizacional deseada.